El 30 de junio el Décimo Segundo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa avaló por unanimidad indemnizar al australiano Stephen Compton, quien fue detenido en forma irregular por el Instituto Nacional de Migración (INM) a finales del 2009. El Tribunal determinó improcedentes los amparos interpuestos por el INM en contra del pago de reparación económica. El fallo validó una sentencia de septiembre de 2014 emitida por el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa (TFJFA), que determinó que el Instituto había incurrido en una actuación irregular que afectó los derechos jurídicos y patrimoniales de Compton, por lo que consideró procedente indemnizarlo.


Las autoridades migratorias lo detuvieron en noviembre de 2009 sin informarle que podía acceder al Programa de Regularización vigente que beneficiaba a aquellos extranjeros que hubieran entrado a México antes del 1 de febrero de 2007, y después de más de tres meses en detención migratoria, determinaron su expulsión en marzo de 2010.


El caso litigado por Sin Fronteras representa una oportunidad para fincar responsabilidad al Estado cuando éste ha vulnerado derechos por actividades irregulares.