Iguala, Guerrero, Mexico
Varias organizaciones que reciben apoyo de la Fundación MacArthur en México están trabajando en diferentes aspectos de la desaparición de los 43 estudiantes el 26 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero. Estos hechos han sido caracterizados por expertos como un crimen contra la humanidad y ponen de manifiesto la falta de garantías y protección a la vida y la integridad humanas en el país. El Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, está representando a las familias de las víctimas en sus interacciones con autoridades sobre la búsqueda de los jóvenes. El Centro de Derechos Humanos Miguel Agustin Pro Juarez apoya en gestiones a fin de hacer efectivo el cumplimiento de las medidas de protección otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para salvaguardar a las familias y la integridad de las investigaciones. El Equipo Argentino de Antropología Forense está llevando a cabo las pruebas de material genético de los familiares así como el análisis de los restos encontrados en diferentes fosas clandestinas de Guerrero. Por su parte, Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho ha apoyado en la documentación de los 43 casos, recabando información que pueda ser relevante para la eventual identificación de las víctimas.