La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)  aprobó el Mecanismo de Seguimiento Especial para continuar con la investigación y conocer el paradero de los 43 estudiantes de Ayotzinapa. El mecanismo fue producto de negociaciones entre las familias apoyados por el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, Fundar y el Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, así como representantes del Estado mexicano y tendrá la función de dar seguimiento a las medidas cautelares y a las recomendaciones del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI). Estará integrado por al menos dos asesores técnicos especiales que podrán visitar México con la frecuencia y el tiempo que sean necesarios; coordinados por el comisionado James Cavallaro; y quienes tendrán acceso pleno a los expedientes y demás fuentes de información. La Comisión solicitó al Estado que redoble sus esfuerzos para determinar el paradero de los normalistas y fue enfática en señalar que las actividades del mecanismo no podrán interpretarse como limitativas de otras competencias que le otorga la Convención Americana de Derechos Humanos.

Leer más...