Las madres de dos migrantes cuyos cuerpos fueron encontrados en las fosas clandestinas de San Fernando en 2011 finalmente fueron reconocidas como víctimas. El 3 de marzo, la SCJN resolvió el amparo interpuesto por Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho, en el que se les reconoce a Bertila Parado y Alma Yesenia Realegeño el derecho a solicitar y obtener información sobre la muerte de sus familiares. El  amparo, interpuesto en 2013, logró evitar que se cremaran los restos de los dos jóvenes. Asimismo permitió que a las mujeres se les dé acceso al expediente de investigación sobre los casos. A pesar de estos logros, persisten debilidades en el proyecto de resolución de la Primera Sala, ya que no se pronuncia sobre las dificultades que provoca la división entre fuero local y federal del expediente, y no valora los hechos como parte de una violación grave de derechos humanos.
 

Stay Informed
Sign up for periodic news updates and event invitations.
Check out our social media content in one place, or connect with us on Twitter, Facebook, YouTube, and LinkedIn.