La Fundación MacArthur en México

La Fundación comenzó a otorgar donativos en México en 1986 y en 1992 abrió una oficina en el país. Actualmente la Fundación MacArthur trabaja en el área de Salud Sexual y Reproductiva y Derechos Humanos.

En 2015, la oficina de México de la Fundación MacArthur lanzó una estrategia de tres años que busca mejorar la salud materna y reproductiva a través del fortalecimiento de la partería profesional. Esta estrategia apoyará de manera contundente los esfuerzos para

  • Crear nuevos centros de formación y formar nuevos estudiantes, preceptores e instructores
  • Abrir nuevas oportunidades laborales para las parteras profesionales
  • Mejorar la política estatal y federal entorno a la partería con la finalidad de facilitar la certificación y la obtención de títulos profesionales, así como la contratación e integración
  • Promover la partería como una opción legítima y necesaria para la atención en la salud materno-reproductiva.

Por otro lado, la Fundación MacArthur ha apoyado el trabajo de organizaciones especializadas en derechos humanos en México durante más de 10 años. Desde el inicio de su trabajo en el tema, la Fundación se ha dedicado a fortalecer la capacidad de las organizaciones locales y a apoyar las reformas institucionales en materia de derechos humanos. Actualmente, la Fundación apoya iniciativas enfocadas a mejorar el acceso a la justicia en México, a través de la puesta en práctica de las reformas aprobadas en 2008. La reforma constitucional aprobada por el Congreso programada para llevarse a cabo de 2008 a 2016 presenta una oportunidad para contribuir al mejoramiento en el acceso a la justicia, asegurando la inclusión de protecciones al debido proceso y derechos básicos. A medida que la implementación del nuevo sistema de justicia avanza, se han puesto en evidencia ciertos retos importantes, tales como la deficiencia en los procedimientos y prácticas de investigación dentro del proceso penal.