El Tribunal ordenó crear la Comisión de Investigación para la Verdad y la Justicia, misma que se encargará de supervisar la nueva investigación de las desapariciones de los 43 estudiantes normalistas ocurrida en 2014. En su decisión, el Tribunal Colegiado de Tamaulipas señaló que la investigación original carece de imparcialidad, independencia y autonomía, y que la Procuraduría General de la República “no ha sido eficaz y tiene sesgo hacia una teoría del caso sin asidero”. 
 
El fallo da la razón a los familiares de los desaparecidos, quienes han trabajado en conjunto con organizaciones de derechos humanos, entre las que se encuentran el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez y el Centro de los Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan.
El comunicado de prensa puede consultarse aquí