Las autoridades migratorias mexicanas detienen cada año un promedio de 70.000 migrantes internacionales.

Un informe de la Coalición Internacional contra la Detención, que apoyó la Fundación MacArthur, afirma que la detención de inmigrantes infringe las normas internacionales y los derechos humanos. Este informe da recomendaciones para prevenir y reducir la detención innecesaria de los migrantes, solicitantes de asilo y refugiados en México. Entre las recomendaciones está la provisión de recursos para la defensa legal contra la detención, la participación de las organizaciones de la sociedad civil en el desarrollo de alternativas a la detención y el fortalecimiento de modelos de atención comunitarios y de las condiciones de apoyo para permitir la detención como último recurso.